Diseñada Una Terapia Celular Capaz De Revertir El Envejecimiento

Diseñada Una Terapia Celular Capaz De Revertir El Envejecimiento

El envejecimiento es un proceso natural que a día de hoy, si bien se puede ‘maquillar’ con mayor o menor éxito, no se puede detener. Menos aún revertir. Y es que según pasan los años, nuestras células envejecen, por lo que para lograr un rejuvenecimiento ‘real’ –que no meramente estético– es necesario revertir el envejecimiento en todas y cada una de las células que conforman nuestro organismo. Un logro que si bien ha constituido el objetivo de infinidad de estudios, aún no se puede conseguir. O así ha sido hasta ahora, dado que investigadores del Hospital Metodista de Houston (EE.UU.) parecen haber encontrado la forma de lograr la manera el rejuvenecimiento de las células humanas. Un avance que, si bien puede resultar muy beneficioso para la población en general, resulta especialmente importante en el caso de los niños afectados por la progeria.

El equipo dirigido por John Cooke lleva años estudiando las células de niños con progeria, una enfermedad genética rara en la que el envejecimiento se dispara y acelera cuando los afectados solo han cumplido su primer o segundo año de vida. Se centraron en el estudio de los telómeros, esto es, las regiones de ADN situadas en los extremos de los cromosomas y que juegan un papel esencial en la estabilidad del material genético y en el mantenimiento de la juventud de las células.

Pero, ¿qué se puede hacer para alargar, o lo que es lo mismo, rejuvenecer, estos telómeros? Pues los autores utilizaron una tecnología denominada ‘terapia basada en el ARN’, en la que se inocula en las células un ARN que codifica una proteína específica, en este caso concreto una enzima llamada ‘telomerasa’ que aumenta la longitud de los telómeros. Y como muestran los resultados alcanzados con células humanas, la técnica funciona bastante bien y de forma muy rápida –en tan solo unos pocos días.

El estudio ha sido llevado a cabo con cultivos celulares, por lo que aún deben esperarse algunos años –«no demasiados», según informan los propios autores– hasta que los beneficios derivados de esta técnica lleguen a la práctica clínica. Y no solamente para el tratamiento de la progeria, sino para revertir muchas de las enfermedades asociadas a la edad.

Noticia completa en el ABC.

Sobre el autor:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

EMPIEZA A ESCRIBIR Y PULSA ENTER PARA BUSCAR